Han finalizado las vacaciones navideñas y el comercio offline ha iniciado de forma oficial las rebajas de invierno. Descuentos que en algunos casos superan el 50% y que, durante los últimos años, han aumentado la importancia respecto a la facturación anual de la mayoría de las empresas.

A nivel online hablar de rebajas limitadas temporalmente es mucho más complicado puesto que el marco legislativo es mucho más flexible. Existen ya experiencias a nivel mundial cómo, por ejemplo, el Black Friday o el Cyber Monday. Durante estos dos días, el viernes y el lunes alrededor del Día de Acción de Gracias que se celebra el 28 de noviembre, se ofrecen importantes descuentos exclusivos a través de la venta online. Este tipo de propuestas disfrutan desde hace años de un índice de aceptación importante y son sólo un ejemplo de las posibilidades que ofrece poner en marcha cualquier campaña de descuentos o promociones con e-commerce

Decálogo para las rebajas online

Si tenéis vuestro particular proyecto de campaña de rebajas online os dejamos un decálogo para optimizar los resultados. 

• Durante los días previos a los descuentos, dar a conocer las rebajas a través de nuestra web, newsletter o mailing.
• Aprovechar las redes sociales para promocionar las rebajas y, al mismo tiempo, conocer las preferencias de nuestros clientes por determinados productos que los interesaría encontrar a un precio más asequible. Contacto directo con ellos.
• Poner en marcha concursos a través de las redes sociales con descuentos todavía más importantes durante las rebajas online. Estos descuentos también se pueden conseguir ofrecer a través de cupones.
Días exclusivos de rebajas para los clientes habituales de nuestra tienda online. A través de la base de datos podemos premiar los compradores más fieles.
• Ofrecer descuentos importantes. La competencia es feroz y rebajas que no superen el 30% no suelen ser ya bastante atractivas en Internet.
• Ofrecer promociones cruzadas (de dos o más productos relacionados) o 2x1 para despertar el interés de nuestro cliente.
• Tener a punto la web ante posibles problemas por saturación de tráfico.
Cambiar la imagen de nuestra tienda online durante los días de rebajas. Preparar nuestro establecimiento virtual para clientes que llegarán, exclusivamente, en busca de los productos rebajados.
• Los descuentos se tienen que visualizar de forma clara y su acceso tiene que ser natural. En definitiva, facilitar la compra de nuestro producto.
Reforzar la atención al cliente (ya sea a través de los canales habituales o reforzándola) ante el más que posible aumento de preguntas, dudas o devoluciones.

text alternatiu